Hacer Rafting

rafting Asturias

Hacer rafting se trata de una actividad turística de aventura que se caracteriza por atravesar ríos de aguas bravas sobre una balsa neumática que cuenta con la resistencia suficiente para soportar golpes. Por lo general, las balsas para hacer Rafting disponen de una capacidad de hasta 8 personas, además de un guía que obligatoriamente tienen que acompañar al resto de los tripulantes y que también cumple la función de timonel. 

¿Cuáles son las ventajas de hacer Rafting?

Considerado también como un deporte extremo, hacer rafting en la actualidad se ha convertido en una de las actividades estrellas del turismo activo, algo que le ha permitido tener un auge maravilloso durante los últimos años. En la actualidad, esta actividad es una de las que tienen mayor demanda  por los amantes de los deportes extremos a nivel mundial y también por el público en general. Eso se debe a las siguientes ventajas:

  • Este deporte siempre debe ser dirigido por un monitor o guía profesional que se encargará de garantizar la seguridad de todos los participantes, siendo este uno de los motivos por el que es permitida la participación de niños. 
  • Este deporte se ha encargado de popularizar el descenso por ríos de aguas bravas, ya que de no haber sido por este deporte, sería impensable querer adentrarse a uno de estos ríos bajo ningún motivo. Esto es algo que abre la posibilidad de conocer nuevos espacios naturales, así como también vivir una experiencia inolvidable.
  • Si algún día quieres hacer Rafting, es necesario que sepas que para hacerlo no necesitas de ningún tipo de conocimientos previos, ni tener que necesitar una forma física extraordinaria, algo que te permitirá realizar este deporte con la participación de toda la familia, ya que inclusive los niños pueden participar, aunque nunca está de más elegir bien el nivel del río que deseen atravesar.

¿Cómo se distribuyen las personas dentro de la embarcación?

Las personas que van a ir dentro de la embarcación son distribuidas de manera simétrica en ambos lados de la balsa, esto significa que aproximadamente 3 o 4 personas deberán estar a cada lado de la embarcación, mientras que el guía deberá ir ubicado en el filo de la parte posterior con la intención de poder dirigir al resto de las personas que participen en la actividad, además de también poder tener la comodidad de hacer maniobras de dirección de la embarcación.